En los últimos meses hemos tenido que prestar atención al cuidado de los ojos durante el verano en las piscinas y en la playa. En algunos casos para proteger a las estructuras del globo ocular de la luz ultravioleta con gafas de sol. En otros, para prevenir molestias oculares por el cloro de las piscinas o el agua salada del mar, entre otros… Sin embargo, finalizado el verano también hay que tener en cuenta el cuidado de los ojos en el otoño. Precisamente, uno de los principales consejos durante esta estación es también proteger los ojos de la luz ultravioleta. Las gafas de sol homologadas adquiridas en establecimientos ópticos garantizarán que cumplan con la normativa europea. Además, las gafas de sol polarizadas también son de utilidad porque mejoran la conducción en la carretera. Pero, además de los anteriores, existen otros consejos importantes para tener en cuenta en el otoño.

¿El cuidado de los ojos en otoño es posible?

El cuidado de los ojos en otoño es posible pero siempre teniendo en cuenta los consejos proporcionados por los ópticos-optometristas. Durante el otoño se pueden manifestar alergias oculares. Ante síntomas de alergia ocular es importante utilizar lágrima artificial para mejorar la lubricación ocular y reducir las molestias. Además, aunque se manifiesten síntomas de escozor se debe evitar frotarse los ojos sin antes haberse limpiado las manos. Precisamente, las manos son uno de los medios por los que se pueden transmitir infecciones en la superficie ocular. Ante síntomas de alergia ocular con sequedad ocular, picor o lagrimeo el óptico-optometrista realizará un examen visual exhaustivo. Según la valoración en el gabinete recomendará si es necesario visitar al oftalmólogo para que realice un estudio más completo.

Cuidado de los ojos en otoño | Ugo

Durante el otoño al hacer más viento que en el verano puede resecarse también la superficie de los ojos. Incluso alguna rama o partícula movida por el aire podría impactar sobre el globo ocular y producir alguna pequeña lesión. Para prevenirlo se recomienda el uso de gafas de sol que cubran el máximo diámetro posible del ojo. Con una gafa de sol además de proteger del ultravioleta evitaremos lesiones por partículas movidas por el aire. Es importante recordar que siempre aun utilizando gafas de sol es necesario parpadear frecuentemente para que el ojo se lubrique de forma natural. No obstante, las anteriores no son las únicas causas que pueden producir sensación de sequedad ocular en los ojos, sino también la calefacción puede inducirla.

¿Cómo prevenir la sequedad ocular por la calefacción?

Durante el verano los aires acondicionados pueden producir sensación de ojo seco. Sin embargo, con la llegada del otoño y el cambio de temperatura, en breve comenzaremos a encender la calefacción. El cambio de temperatura también puede inducir sensación de sequedad ocular, por lo que se debe siempre encender en espacios abiertos con buena ventilación. En definitiva, desde los centros de optometría Ugo recomendamos cuidar los ojos también durante el otoño y hacer lo posible para que poco a poco vayan adaptándose de manera natural a las bajas temperaturas que nos esperan en invierno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies